Menú
Plataforma logística y portuaria del Caribe
Logo Puerto de Cartagena SPRC Logo Contecar

En Ceballos mejora el drenaje

Viernes, 23 Diciembre 2016

En concordancia con el Plan de Adaptación al Cambio Climático de la ciudad de Cartagena y en aras de que la comunidad de Ceballos mejore su calidad de vida, Contecar intervino el Canal de Ceballos con el ánimo de reducir los riesgos de inundación a partir de una limpieza integral en la desembocadura del canal que incluyó estabilización de mareas.

Los trabajos logran reducir la erosión y facilitar la escorrentía de aguas lluvias.

Con una duración de seis meses y una inversión superior a los $2.000 millones, el proyecto ejecutado por Contecar permite que el Canal tenga un  caudal máximo de 48 m3/segundo para un período de retorno de 100 años; lo cual, además, ha implicado ampliar su capacidad en anchura y profundidad.

La adecuación del Canal Ceballos ayuda a resolver las inundaciones de los barrios ubicados aguas arriba, se convierte en alternativa saludable y eficiente para los ciudadanos e incrementa su calidad de vida. El proyecto fortalece la capacidad de respuesta organizacional y de la comunidad ante potenciales eventos naturales negativos, y aporta a la solución integral en materia de cambio climático de acuerdo con el Plan 4C de Cartagena de Indias.

Además de haber optimizado su sedimentación, flujo de agua y condiciones de navegabilidad, el mejorado Canal de Ceballos beneficia a los pescadores vecinos que lo emplean para acceder a la Bahía durante sus faenas; mientras su recuperación paisajística y de embellecimiento permitió devolverle a la ciudad un canal con una ronda “verde”, que combate su anterior problemática social y ambiental como consecuencia de la inseguridad y la cantidad de residuos depositados.

Como complemento del aporte físico que recibió el Canal, la Fundación Puerto de Cartagena realizó un estudio socioeconómico de las comunidades vecinas a Contecar y, con base en él, diseñó un plan estratégico que abarca varias líneas y programas, entre los cuales incluyó el fortalecimiento socio empresarial de la Asociación de Pescadores de Ceballos.

Con el objeto de conseguir un desarrollo integral, desde 2012, los integrantes de la Asociación y sus familias han sido beneficiarios de diversas oportunidades: además del fortalecimiento de sus competencias personales y procesos de asociatividad, el proceso incluyó la entrega voluntaria de nueve botes dotados con sus radios VHF, GPS y luces de proa; y continuó con una capacitación técnica. Así, con el apoyo de la UMATA, los pescadores han recibido formación técnica para el óptimo manejo de los equipos de trabajo en sus faenas de pesca fuera de la bahía.

A lo largo de 2016 se ha venido fortaleciendo el desarrollo personal y familiar de los miembros de la Asociación a través de encuentros orientados a consolidar su proyecto de vida, en los que se abordan conceptos como vivienda saludable, afectividad y comunicación, además de impulsar la adopción de buenas prácticas ambientales. La Fundación seguirá su acompañamiento hasta que la Asociación consolide y ejecute un Plan de Negocios que la haga autosostenible.

Recuperando con material “verde”

Con un cauce principal cuya longitud alcanza los 6.1 kilómetros, el Canal Ceballos recibe aguas lluvias y aguas servidas de instituciones, residencias e industrias de la zona suroccidental de la ciudad.

Además de sufrir inundaciones en su barrio, los pescadores que transitan a través del Canal eventualmente encontraban obstáculos para la navegación, originados en la sedimentación, la cantidad de residuos depositados y la erosión de sus orillas.

Considerando las proyecciones del Plan Maestro de Drenajes de Cartagena para un período de retorno de 100 años, Contecar efectuó estudios hidráulicos para planificar la estabilización de las orillas y el retiro del material sedimentado en el fondo, de manera que ello implicara un adecuado drenaje, además de mejorar el aspecto paisajístico de la ronda del Canal; lo cual conlleva conservar ecosistemas fundamentales para la reducción de los riesgos climáticos.

Con el objeto de garantizar la estabilidad y funcionalidad de la ribera, la Organización Puerto de Cartagena decidió usar materiales que además de impedir la erosión permitieran el crecimiento de un manto vegetal y consolidaran la recuperación paisajística del lugar.

Para hacerlo amigable con el medio ambiente, resistente y emplear materiales locales, se instalaron mega bolsas de geotextil en las orillas, las cuales contienen arena con un volumen aproximado de 11 m3 y 20 toneladas de peso cada una.

 

Sus taludes fueron forrados con un sistema geotextil de tierra y grama, que actúa como protección superficial para las bolsas y aporta en la conformación de una estructura permeable y adecuada para soportar elevadas cargas de agua. Con el paso del tiempo surgirá un terraplén cuya nueva cobertura vegetal contribuirá en el aspecto estético de la zona, el control de la erosión y la mayor estabilidad a las orillas del canal.