Menú
Plataforma logística y portuaria del Caribe
Logo Puerto de Cartagena SPRC Logo Contecar

Dragado de Profundización de la zona de maniobras del Terminal Marítimo de Manga

Martes, 29 Noviembre 2016

La Sociedad Portuaria de Cartagena S.A. (SPRC)

  • Realizará el dragado de profundización a 16.2 metros de la zona de maniobras del Terminal Marítimo de Manga, para posibilitar el acceso de los barcos Newpanamax que hoy conectan el comercio exterior colombiano con los mercados internacionales.
  • En todas las fases del proyecto dispondrá de un programa de monitoreo y seguimiento para supervisar y verificar el cumplimiento de las obligaciones señaladas en la Licencia ambiental y en su Plan de Manejo Ambiental.
  • Continuará evaluando la calidad del agua de la bahía en su área de influencia, con el objeto de verificar el impacto de sus operaciones y del proyecto de dragado.
  • Adoptará las medidas requeridas para mitigar la ocurrencia de cualquier evento que altere el medio ambiente o el desarrollo del proyecto e informará a la autoridad ambiental competente.
  • No realizará aprovechamientos comerciales de ningún recurso natural renovable existente en la zona ni captura o extracción de especímenes de la fauna o flora silvestre.

Sobre el proceso de dragado

  • Con una duración estimada de 2.5 meses, el proceso tendrá lugar en el área de maniobras para el atraque y zarpe de motonaves en SPRC, desde el 1° de diciembre de 2016.
  • Se dragarán alrededor de 651.545 m3 de limos, lodos y arenas con presencia de caracolejo, hasta alcanzar una profundidad de 16.2 metros.
  • La draga extraerá y depositará el material en una barcaza. Cuando esta llegue al nivel de carga máxima permitido será remolcada hasta el depósito autorizado (botadero) por la licencia ambiental, a 9 millas náuticas mar afuera de la bahía de Cartagena, en un área con profundidades superiores a 100 metros.
  • Se utilizará un equipo modelo 2016, cuya tecnología de punta asegura un dragado puntual de alta productividad, sin dispersión de sedimentos y sin impacto por fuera del área intervenida.
  • Como medida de precaución, hacia el límite de SPRC con la Marina Santa Cruz se instalará una barrera antiturbidez de color amarillo, dispuesta con señalización diurna (boyas amarillas) y nocturna (luces) con el fin de evitar que partículas de sedimentos puedan salir del área de dragado. Por el tipo de dragado que se efectuará no se prevé afectación de los ecosistemas ubicados en el Bajo de la Virgen y la Isla Chivos.
  • Está prohibido disponer el material en áreas distintas a las autorizadas. Tampoco se realizarán operaciones de “over flow” durante la navegación hacia el botadero.

Sobre las embarcaciones en el área

  • Se dispone de una lancha para velar por la seguridad de quienes naveguen por la zona de dragado, que además tiene acceso restringido al ser área para el tránsito de grandes barcos.
  • Según lo establecido por la Capitanía de Puerto y la Dirección Marítima, en las zonas de trabajo se colocarán dos boyas de señalización de color amarillo, con luces con energía solar del mismo color, durante las 24 horas de ejecución de los trabajos.
  • Para prevenir incidentes, los pescadores y demás navegantes deberán respetar las señales y evitarán acercarse a la draga y demás artefactos navales que participen en el dragado.

Sobre los materiales importados, sobrantes y escombros

  • No se podrán realizar vertimientos de residuos sólidos o líquidos, provenientes de los artefactos navales que participen en la operación de dragado. SPRC cuenta con sistemas adecuados para la disposición de tales residuos.
  • Por ningún motivo se permitirá verter en la bahía aceites, grasas, lubricantes o combustibles provenientes del mantenimiento de equipos, al igual que las aguas de sentinas de las embarcaciones vinculadas al dragado.

Otros compromisos de los contratistas

  • Los vehículos y equipos que participen en el proyecto deberán tener vigente su certificado de gases y revisión tecno mecánica.
  • Los vehículos y equipos que participan en el proyecto contarán con las certificaciones requeridas para garantizar su adecuado funcionamiento. Además se realizarán inspecciones preoperacionales para tal fin.
  • Con el objeto de clasificar los residuos generados habrá puntos ecológicos en las embarcaciones que participan en el dragado.
  • SPRC ejercerá un control permanente sobre la adecuada disposición de residuos peligrosos y en todo caso requerirá el certificado de disposición final de los mismos.
  • Las embarcaciones del Contratista (dragas, remolcadores, barcazas, etc.) no podrán superar la velocidad de 6 nudos en la zona del canal de acceso frente a los fuertes de Bocachica.
  • La operación de dragado deberá efectuarse a la menor velocidad posible, compatible con la máxima eficiencia del proceso, para minimizar la resuspensión de sólidos en el sitio de corte.
  • El dragado será detenido en cuanto la barcaza llegue a su nivel máximo admisible. En todo caso se evitará el vertimiento en aguas superficiales fuera de los botaderos asignados.
  • Durante el viaje de las barcazas hacia el botadero en mar abierto, a todo trance se evitará verter antes del área asignada, para evitar que lleguen sedimentos a las zonas de arrecifes de la isla Tierra bomba, su litoral rocoso y el parche coralino de los Monjes.
  • La descarga deberá realizarse dentro de la zona asignada al botadero y a una distancia mínima de 200 metros de los límites definidos para este proyecto, hacia el interior de la zona. De esta manera se buscará que el mayor volumen de material quede contenido dentro del botadero y se minimice el área de dispersión.
  • La descarga en el botadero de mar abierto se hará con la barcaza en movimiento, para fraccionar el chorro de caída. Una vez finalizada, se limpiará el material que haya permanecido en la tolva mediante chorros de agua.
  • No disponer el material de dragado en zonas de manglar, áreas de bajamar ó cuerpos de agua protegida, solo podrá disponerse en la zona de botadero autorizada.
  • La zona de dragado se deberá señalizar con boyarines para garantizar el paso seguro de las embarcaciones y se adoptarán todas las recomendaciones que especifique la DIMAR para este propósito.
  • El contratista debe disponer de un plan de mantenimiento para que la interventoría verifique su buen estado y funcionamiento.
  • En caso de encontrarse restos de naufragios o de interés arqueológico en algún sitio de las obras, la actividad deberá suspenderse de inmediato y se reportará el hallazgo a los arqueólogos autorizados por el ICANH.
  • El contratista deberá responsabilizarse por que el Plan de Manejo Ambiental sea aplicado en forma integral y tendrá la obligación de que sea divulgado, comprendido y cumplido por todo su personal.
  • El dragado será suspendido si los valores de sólidos suspendidos en el sobreflujo superan la norma de vertimiento de 450 NTU (unidades nefelométricas de turbidez).