Menú
Plataforma logística y portuaria del Caribe
Logo Puerto de Cartagena SPRC Logo Contecar

Bienvenida la IA

Por: 
Juan Pablo Rincón

La Inteligencia Artificial está a punto de consolidar su liderazgo en la era de la economía digital. No solo será uno de los grandes pilares de las organizaciones del mañana, su poder de aplicación entrará en los sectores público y privado y transformará las relaciones sociales y empresariales tal como las conocemos hoy, desde las interacciones personales hasta las que se dan entre las máquinas y los humanos.

Este es el caso de algunas empresas chinas que ensamblan equipos de consumo masivo. En ellas, los sistemas de visión artificial para detectar fallas en las líneas de producción han logrado aumentar los rendimientos de 99,2 a 99,6 por ciento. Este cambio permite reducir en forma notable los costos para la industria manufacturera. De esta forma lograremos programar al mundo para entrar en la era de la Inteligencia Aplicada.

De igual manera, en esta misma industria es posible utilizar la inteligencia artificial para reforzar la ciberseguridad, al detectar patrones de comportamiento online fuera de los parámetros normales.

El comercio portuario será uno de los principales beneficiarios de estos cambios producidos por la inteligencia aplicada. Los formularios de declaración de aduanas automatizados traerán eficiencias en áreas como las operativas y de despachos. Por este motivo, los centros portuarios serán foco de los beneficios derivados de la IA.

Estas ciudades tienen un triple reto: en primer lugar, comprender las regulaciones locales e internacionales existentes para captar datos que permitirán poner en marcha la Inteligencia Artificial Aplicada y el análisis Big Data. En segundo lugar, adoptar tecnologías claves que permitan resguardar con seguridad los datos captados; así como su análisis e interpretación.

Sin embargo, el reto más importante se encuentra en el tercer punto: crear talento especializado. Hoy día existen millones de compañías de software en el mundo, pero solo un bajo porcentaje entiende la inteligencia artificial. Los matemáticos comprenden los algoritmos, pero aún no los escenarios de las aplicaciones. A su vez, aunque los expertos en escenarios de aplicaciones comprenden la industria, no dominan los algoritmos. Superar exitosamente estos tres retos será el gran desafío de las empresas de tecnología en el futuro cercano. De esta forma, lograremos programar al mundo para entrar en la era de la Inteligencia Aplicada.