Menú
Plataforma logística y portuaria del Caribe
Logo Puerto de Cartagena SPRC Logo Contecar

Actualidad

14 | 01 | 2020
Por:
Alfonso Múnera

¿Qué sucede en Colombia en materia de puertos? Sin el ánimo de entrar en análisis detallados, que no son el propósito de estas pocas líneas, pudiéramos repetir lo que ha venido informando, en esencia, la prensa nacional: problemas muy serios con el dragado en dos de sus principales puertos, el de Barranquilla, en el Caribe, y el de Buenaventura, en el Pacífico.

Ambos requieren de medidas urgentes del Gobierno nacional para su adecuación, y aunque es deseable que se logre su recuperación en condiciones óptimas, es muy difícil pensar que en el corto plazo se pondrán al día con las necesidades de los grandes megabarcos que surcan los mares, y con aquellos aún más grandes, que pronto estarán navegando.

Por otra parte, y como una excepción, tenemos el caso del Grupo Puerto de Cartagena que, tras un esfuerzo sostenido de más de dos décadas, ha integrado la tecnología de punta y logrado mediante una cuantiosa inversión estar en capacidad de recibir los grandes barcos que cruzan el Canal de Panamá. Curiosamente, digo, después de semejante conquista, uno de los problemas que enfrenta hacia futuro, de potenciales consecuencias muy delicadas, es el de la reestructuración y revitalización de nuestro pequeño Canal del Dique para de una vez por todas evitar el problema de la sedimentación de la bahía y otros no menos importantes.

El Grupo Puerto de Cartagena está a punto de sobrepasar la barrera de 3 millones y medio de contenedores al año en el tráfico de carga, que lo ubicaría en el segundo o tercer lugar en América Latina. De este gran logro se benefician, sobre todo, la industria colombiana y el comercio en general, y de una forma tan positiva que valdría la pena hacer el análisis contrafactual de cómo se encarecería nuestro comercio exterior si no tuviéramos las ventajas que ofrece, por su eficiencia y nivel de competitividad, el Grupo Puerto de Cartagena.