Menú
Plataforma logística y portuaria del Caribe
Puerto de Cartagena Contecar

Entrevista a Alfonso Salas Trujillo sobre visita del Papa Francisco a Cartagena

Viernes, 8 Septiembre 2017

Montaje terminal de Contecar para la misa del Papa Francisco en Cartagena El periodista Pedro Mendoza realizó una entrevista a Alfonso Salas Trujillo sobre la visita del Papa Francisco a Cartagena

Pedro Mendoza: ¿Qué motivó a la Organización Puerto de Cartagena a prestar el terreno para la santa misa?

Alfonso Salas Trujillo: Para nosotros servir a Colombia, servir a Cartagena es un imperativo. Nuestras operaciones son una apuesta a la competitividad del país y ello es el derrotero que marca todas nuestras acciones. La visita del papa Francisco a Colombia es un hito, él es un líder universal que con su carisma ha conquistado millones de seguidores, incluso algunos que no necesariamente profesan la religión católica. Su carrera apostólica, su mensaje y lo que representa su papado dentro de la iglesia, están forjando una transformación que dará mucho de que hablar en la historia de la misma iglesia y de la humanidad. Así que ante la solicitud de monseñor Jorge Enrique Jiménez , sin duda dijimos que sí, la comunidad en general se regocija, se llena de entusiasmo ante este tipo de acontecimientos porque este líder espiritual, inspirador para muchos, traerá mensajes de reconciliación en un momento de alta polarización y de una necesaria decisión de avanzar hacia objetivos comunes de progreso y bienestar. Nosotros estamos convencidos de que la misa del papa Francisco en Contecar será un momento de unión en torno a mensajes cargados de optimismo y esperanza sobre el futuro de Cartagena, de reflexión frente a las oportunidades que tenemos para superar las dificultades y enrutar a Cartagena por la vía del desarrollo sostenible y equitativo. Es todo un honor para nosotros poder servir de plataforma para tan buenas intenciones, nos sentimos honrados y lo hacemos con el mayor de los gustos, con mucha responsabilidad y con todo el compromiso para que la visita del papa sea memorable y positiva para todos.

PM: Se que usted es un hombre de fe, ¿qué significa esta celebración eucarística para usted y el talento humano del puerto?

AST: A las 2:00 p.m. del 10 de septiembre nuestros patios serán bendecidos para que pueda celebrarse la santa misa, es un protocolo de la iglesia que a nosotros nos privilegia, tendremos nada más y nada menos que la bendición del papa en nuestras instalaciones, nuestras operaciones serán bendecidas. De otro lado, es la reunión de creyentes llenos de fe, esperanza, alegría, ilusión, de miles de personas con intenciones y sentimientos positivos, entonces tenemos razones para estar contentos, sentirnos afortunados y pensar que es una linda oportunidad que quedará como un gran recuerdo en nuestras vidas, en la historia de la ciudad, del país y de la organización.

PM: La virgen de los navegantes es sacada del mar y reconstruida, su organización participa en la recuperación, ¿cuál es el valor humano de este proyecto?

AST: Para los católicos, la imagen, la figura de una santidad, es de un valor simbólico enorme. La virgen de la bahía además es un referente cultural para los navegantes, acostumbrados a verla, a pedirle su bendición, a orarle, a venerarla y a participar cada año en la singular procesión náutica; además se había constituido en un referente o emblema para turistas y visitantes que se admiraban con la imagen. La virgen debía volver a la bahía y había que hacer lo que estuviera al alcance para lograrlo. Así que unimos esfuerzos la Arquidiócesis de Cartagena, la Armada y la Organización Puerto de Cartagena; y hoy nuevamente la virgen del Carmen se erige imponente en las aguas de nuestra hermosa bahía, tan importante es esta escultura, que será bendecida por el papa desde un helicóptero, minutos antes de llegar a Contecar.

PM: ¿Qué pasará el 11 de septiembre con el sitio adecuado para la misa?

AST: Desde el mismo 10 de septiembre iniciará el desmonte del evento y nosotros continuaremos con nuestros proyectos y operaciones que aportan a la competitividad del país y soportan el comercio exterior colombiano, esperando una nueva oportunidad para servirle a la ciudad, con entusiasmo y compromiso, como lo hemos venido haciendo desde hace más de 20 años de operaciones.