Menú
Plataforma logística y portuaria del Caribe
Puerto de Cartagena Contecar

La mejor gente, el mejor puerto del Caribe

Organización Puerto de Cartagena - La gente del puerto

Por el Capitán Alfonso Salas Trujillo 

Hace poco se publicó la primera “bitácora del capitán”, como la han titulado mis colegas que manejan nuestras redes. Me alegra poder comunicarme, a través de este espacio, con todas aquellas personas que siguen los temas del Puerto de Cartagena.

La bitácora busca contarle a nuestras audiencias lo que estamos haciendo y para dónde vamos. Así que aquí estoy de regreso con una nueva nota.

Empiezo por decir que fuimos elegidos por séptima vez como el mejor puerto del Caribe por la Caribbean Shipping Association. Ese reconocimiento nos llena de alegría y orgullo, y nos da la satisfacción de saber que el esfuerzo de más de dos décadas muestra sus resultados. 

Se trata de un tema importante porque es un logro colectivo. Incluye a los gobernantes que hace 25 años se la jugaron por la privatización de los puertos del país y dieron pie a una gran transformación. Incluye a empresas y personas, nacionales e internacionales, que han creído en nosotros y nos han brindado continuamente su apoyo, incluso en los momentos arriesgados y de incertidumbre. Y, sobre todo, incluye a toda nuestra gente: personas comprometidas y muy trabajadoras. Ellas son quienes día a día hacen posible que esta empresa funcione como un reloj y cumpla con su objetivo de aportar al crecimiento y la competitividad del país. 
No quisiera dejar de resaltar que esa misma gente es quien nos ha permitido ser reconocidos en varias oportunidades como uno de los mejores lugares para trabajar en Colombia, según Great Place to Work. El mejor puerto del Caribe, también es el mejor lugar para trabajar. Somos muy afortunados.

¿Por qué nos ganamos esa distinción como “mejor puerto del Caribe?”

En el Puerto hemos resuelto explicarlo en siete razones. 

  1. Productividad y eficiencia: así como se han hecho grandes inversiones para capacitar a nuestra gente, la inversión en infraestructura portuaria ha sido más que sólida. Esta combinación nos ha permitido, por ejemplo, lograr 38.1 movimientos por grúa pórtico en una hora y que un barco permanezca en el muelle tan solo 13.5 horas en promedio. Indicadores que están entre los mejores del mundo.
  2. Capacidad: una infraestructura que siempre está creciendo significa, además, que ya tenemos capacidad para atender portacontenedores Súper Post Panamax y para mover 3.7 millones de TEUs al año, y se alista para los 5.5 millones. Estamos a la vanguardia.  
  3. Conectividad: nada de esto tendría sentido si no ofreciéramos conexión con 750 puertos en 150 países. Somos una plataforma para conectar la red de comercio internacional y tenemos el 20 por ciento de participación en el mercado de contenedores de transbordo en el Caribe.
  4. Servicio: la idea es hacerle la vida más fácil a todos los usuarios del puerto. Y hacerlo garantizando la seguridad y trazabilidad. Por ejemplo, alrededor de 3.000 usuarios acceden a información en tiempo real sobre la carga a través de una moderna herramienta virtual: SPRCOnline. 
  5. Competitividad: la suma de esa productividad, capacidad, conectividad y servicio es lo que nos permite ser competitivos en el nuevo escenario del Gran Caribe. Pero además aportamos a la competitividad de la región. Por ejemplo, el efecto del puerto representa el 3.1% sobre el valor agregado del PIB de Cartagena. 
  6. Sostenibilidad: Cartagena es una ciudad-puerto, y eso nos hace a ambos más fuertes. Por eso nuestro compromiso con la ciudad nos ha llevado a invertir en obras como el canal de acceso, la protección de los fuertes de San Fernando y San José así como también en programas sociales, culturales y ambientales. Tan solo en 2014 invertimos más de 2 mil millones de pesos en programas comunitarios.
  7. Gente: cierro con este punto porque, como dije, la gente es la clave de nuestro éxito. El trabajo competitivo de nuestra gran comunidad portuaria se traduce en hechos reales.

Todas estas líneas y todos esos números se resumen en una sola palabra: confiabilidad. Somos un puerto confiable, y así lo reconocieron. 

¡Buena mar!