Menú
Plataforma logística y portuaria del Caribe
Puerto de Cartagena Contecar

El sueño de las 100

Por: 
David Yanovich *

Las terminales marítimas de Cartagena movilizarán 100 millones de toneladas en 2020, una cifra lógica para una ciudad industrial que sirve como un importante centro de conexiones.

Desde 1533, cuando Pedro de Heredia fundó Cartagena de Indias en el pueblo indígena de Calamar, la ciudad se debe al mar. Y no solamente al mar, sino a sus puertos. La ciudad fue durante la Colonia el puerto más importante de España en América. Por sus muelles pasaba toda clase de gente y mercancía provenientes de las más lejanas tierras. Todo lo que venía a la Nueva Granada desde España entraba por allí. Salvo entre 1750 y 1780 –según relatos de estudiosos de la historia local–, cuando solo 142 barcos (4,7 por año en promedio) zarparon desde sus puertos, desde finales del siglo XVIII se veían hasta 150 barcos anuales atracar en esa bahía de condiciones geográficas inmejorables.

No se podrá negar entonces que Cartagena tiene tradición portuaria. El primer muelle de la era más moderna, ya a finales del siglo XIX y comienzos del XX, fue La Machina, donde hoy está la Escuela Naval, destruido por un incendio en febrero de 1930. Pero la tradición portuaria, por supuesto, o desapareció, pues tras este hecho se planearon y construyeron los muelles y puertos en Manga, donde hoy funciona la Sociedad Portuaria Regional de Cartagena; y posteriormente en El Bosque y Mamonal. Con la llegada de la gran industria a mediados y finales del siglo XX, terminó de consolidarse la bahía como polo portuario nacional e internacional.

Y para ser francos, la vocación de la Sociedad Portuaria Regional de Cartagena sigue intacta. Por ahí no solamente pasa mercancía de importación y exportación que entra y sale de territorio colombiano, sino que se ha convertido en el más importante en transbordo del país y, tal vez, de todo el Cari- be, como en épocas cuando venezolanos, peruanos, argentinos, bolivianos y panameños llegaban para comprar y vender toda clase de mercancías y agrupar sus productos para enviarlos a la madre patria. Eso sí, ya no con 150 barcos al año, sino con más de 1.500.

De galeones y corbetas pasamos a portacontenedores y cruceros, un cambio de tecnología y de forma, nada más. El fondo sigue siendo el mismo: ver a Cartagena como el puerto más importante de la Nueva Granada.

Esta vocación portuaria, la tradición del servicio marítimo a los buques, ha permitido que la ciudad sueñe con llegar en 2020 a 100 millones de toneladas movilizadas. Además de lo movilizado por el puerto, entre carga doméstica y transbordo, que en 2014 sumó 21,3 millones de toneladas, el dinamismo de la industria localizada en la bahía permite pensar que los anhelados 100 millones no están lejos.

Para junio de 2015, la Sociedad Portuaria Regional de Cartagena ya movilizaba 11,3 millones de toneladas, la gran mayoría de transbordo, lo cual permite suponer que se superará la cifra de 2014, independientemente de los vientos que soplen para la economía colombiana.

Pero no solamente la magnitud del ‘Sueño de las 100’ será noticia. Este, como pocos, será un sueño colectivo que requiere del concurso de todos los que aprovechan las bondades de la bahía de Cartagena para mover sus mercancías. La Sociedad Portuaria Regional, con sus muelles en Manga y Contecar, espera aportar 60 millones de toneladas a la obtención de la meta. Entre los otros puertos, sobre todo los dedicados, aportarán 40 millones de toneladas. Dentro de estas últimas, es de destacar la proyección del sector de hidrocarburos. Entre Reficar, Puerto Bahía (dedicado fundamentalmente al comercio de combustibles líquidos y crudo), Ecopetrol y la nueva terminal de Puerto Cayao, donde funcionará la primera planta de importación de gas natural del país, aportarán unas 21 millones de toneladas.Y entre alcohol, cebo, carbón, graneles alimenticios, carga general, abonos, clínker y propileno/propano, están las 19 millones de toneladas restantes.

Es importante poner en contexto el Sueño de las 100 toneladas. Al cumplirlo, Cartagena se convertirá de lejos en el principal destino portuario de la Nación, por encima de Santa Marta (46 millones de toneladas, fundamentalmente carbón), Puerto Bolívar (34 millones de toneladas de carbón), Buenaventura (13 millones de toneladas de contenedores y demás) y Barranquilla (9 millones de toneladas de contenedores, combustibles y carga general).

Además del movimiento portuario directo que generará el Sueño de las 100, se podría prever un importante crecimiento en todos los servicios e industrias aledañas al movimiento de carga. Ser- vicios de astilleros, bodegaje, servicios aduaneros, finca raíz, hoteles, turismo, restaurantes son apenas algunos de los sectores que se beneficiarán del in- cremento en el movimiento portuario en la bahía de Cartagena.

Lejos está aquella época en que Pedro de Heredia necesitaba a la india Catalina para comunicarse con la población que encontró al llegar a Calamar. Pero las bondades de la bahía de Cartagena como locación portuaria y la importancia de sus puertos sigue tan vigente como en 1533.

*Socio del Fondo Cerrito Capital y columnista de la revista ‘Dinero’.