Menú
Plataforma logística y portuaria del Caribe
Puerto de Cartagena Contecar

Cartagena: corazón estratégico del Caribe

Por: 
Organización Puerto de Cartagena

En 2010, The Journal of the Royal Society publicó el estudio “The compplex network of global cargo ship movements”, que analiza itinerarios de 16.363 barcos para determinar las características de la compleja red global de comercio. Su conclusión es que el Caribe es el nodo más central de la red y el que provee mayor conectividad. Esta región es el punto desde donde se encuentra más fácil y más rápido un buque hacia los principales destinos de producción y consumo del planeta. Gracias al Canal de Panamá, funciona como punto de cruce entre las costas de Estados Unidos, Europa y Asia.

Por el Caribe transitan hoy 13 millones de contenedores al año y, con la ampliación del Canal de Panamá, ésta cifra superará los 22 millones para  2020. Debido a sus ventajas geográficas, las 25 principales líneas navieras del mundo mantienen operaciones en la región ofreciendo no solo más rutas y frecuencias, sino también naves más grandes y eficientes. Ello repercute en menores costos de transporte y mayor competitividad de los productos de exportación.

La plataforma portuaria

Después de Santos, en Brasil (3.645.448 contenedores), y Colón y Balboa, en Panamá (3.557.427 y 3.294.113 respectivamente), Cartagena es el cuarto puerto con mayor movimiento de carga en América Latina (2.606.945 contenedores), y cuenta a su vez con un plan de crecimiento para llegar a manejar 5.5 millones de contenedores anuales en el mediano plazo, los cuales, sumados a las terminales de líquidos, carbón y granel, ubicados en la bahía de Cartagena, pueden llegar a un total de 80 millones de toneladas. 

Pero, ¿qué se necesita para que una línea naviera prefiera un puerto antes que otro, ubicado dentro de la misma región geográfica?

Los elementos claves para que una línea naviera elija un puerto donde realizar sus operaciones son: la ubicación geográfica, seguridad marítima, un óptimo canal de acceso, la confiabilidad de sus operaciones, las condiciones meteorológicas, las rutas y desviaciones, la legislación del país, el mercado de dicho país, la magnitud de la carga doméstica, la conectividad, entre otros.

Las terminales de la Organización Puerto de Cartagena (SPRC y Contecar) están ubicadas en una bahía de aguas profundas (21 metros), sin riesgos de corrientes ni huracanes, y situada en el centro del hemisferio occidental frente a una de las “autopistas marítimas” más grandes del mundo y a 265 millas náuticas del Canal de Panamá. Su variación de marea es inferior a 40 centímetros lo que da confiabilidad para el tránsito de barcos de los más distintos calados, incluyendo los Neopanamax de hasta 14.000 TEU.

Mercado a todo dar

Al ser un país con más de 47 millones de habitantes, Colombia configura al Puerto de Cartagena con un gran mercado. Además su ubicación en el Caribe continental abre las posibilidades de los mercados de los países vecinos con los que conecta por distintos modos de transporte.

De hecho, varias empresas multinacionales distribuyen sus productos a más de 15 países de la región, desde el único Centro de Distribución Internacional que funciona dentro de un puerto en América Latina en la terminal marítima de Contecar. “Nuestra compañía estudió alternativas en Kingston (Jamaica) y Manzanillo (Panamá) y escogió al Puerto de Cartagena como centro de conexiones, por su elevada conectividad (representada en múltiples rutas y frecuencias), eficientes costos logísticos y magnitud del mercado doméstico” señala por ejemplo Gianfranco Sgro, COO de Pirelli para América Latina.

En relación a la carga doméstica, Colombia trabaja por intensificar y diversificar sus exportaciones, especialmente en un contexto en el cual se han firmado 16 TLC que suponen facilitar la llegada de los productos colombianos a más de 37 países.

Colombia está abierta a más de 1.500 millones de consumidores en el mundo y tiene en un puerto como el de Cartagena todas las posibilidades para conquistar parte de ese mercado y ser actor importante del comercio exterior.

De hecho, con su clúster petroquímico de Mamonal, hoy Cartagena es la principal zona industrial exportadora del país que genera cerca de 140 TEU de exportación local, y continúa atrayendo nuevas industrias y más volúmenes de carga, además de afianzar la relación puerto-industria. Un potencial que se viene consolidando desde la inauguración y arranque de Reficar, la refinería más moderna de América Latina.

En todo caso, la producción nacional, en especial del petróleo y sus derivados garantizan volúmenes de carga doméstica importantes. En 2015 se exportaron por la aduana de Cartagena 18 billones de dólares equivalentes al 51% del total nacional, según el Anuario Estadístico de la DIAN 2015.

Ventajas competitivas

El puerto de Cartagena es el eje de cuatro rutas de vital importancia para el comercio mundial: la Ruta Sur Pacífico - Europa Norte; Asia – Costa Este de Norte América y Mercosur – Golfo de México.

La primera es una trayecto que está ligado al país no solo por su ubicación geográfica sino también por la carga colombiana y sus productos. La cuarta es la conexión de los tres ejes petroquímicos de las Américas: Cartagena, Houston, Santos – Sao Paulo.

Como los puertos del Caribe tienden a ser muy desbalanceados, porque importan mucho y exportan muy poco, Cartagena tiene varias ventajas competitivas respecto a los principales puertos del Caribe (Colón-Panamá, Kingston-Jamaica y Caucedo-R. Dominicana). Entre ellas se destaca el volumen del mercado interno del país, consumo lo que trae la línea naviera; la producción local, la carga que saca la línea naviera una vez ha descargado y el índice de confiabilidad que es la regularidad en la eficiencia con la que se atiende  una nave cada vez que llega al puerto.

Por todo lo anterior, las 25 navieras más importantes del mundo escogieron el Puerto de Cartagena como centro para el transbordo de sus cargas en América.

Hoy, en operación conjunta, las terminales de la Sociedad Portuaria y Contecar movilizan más del 70% de los contenedores del país. Atienden buques de última generación que cruzan el Canal de Panamá ampliado y se preparan para movilizar más de 5 millones de contenedores al año, cifra similar a la que maneja el puerto de Nueva York.

La apuesta del país es agrandar y fortalecer la economía doméstica a través de las industrias envueltas en el sistema global de importaciones y exportaciones. El Puerto de Cartagena es un eslabón logístico para consolidarlo y todas sus condiciones lo posicionan como el corazón estratégico del Caribe.