Menú
Plataforma logística y portuaria del Caribe
Puerto de Cartagena Contecar

Innovación para crecer

Entre tanto, Cartagena continúa consolidándose como plataforma logística para el crecimiento del comercio colombiano y centro de conexión internacional en el Caribe; desafiando incluso las previsiones de los expertos que hace 23 años fueron consultados para construir este gran sueño.

A pesar de que las últimas dos décadas fueron magníficas para el sector marítimo global, a la gran mayoría de los actores del comercio internacional les ha resultado complejo recuperarse tras la crisis financiera de 2008. Un dinámico comercio mundial, el crecimiento en los volúmenes de carga contenerizada y los excelentes resultados financieros para las líneas navieras, hoy conforman un escenario del pasado.

Han transcurrido más de ocho años luego de la crisis y el comercio internacional de contenedores crece un 4% anual en promedio, mientras antes era un 10% anual. Las líneas navieras reportan pérdidas financieras en sus balances y las expectativas que tenían los grandes protagonistas del comercio marítimo han debido ser reformuladas.

Además, la situación política internacional plantea un futuro incierto en lo que respecta al comercio: cambios en los actores, regionalización de la demanda, crisis en países importantes para la economía mundial y conflictos que crean volatilidad en los mercados.

Es previsible que continúen la reformulación de alianzas entre líneas navieras y el surgimiento de nuevos esquemas de participación e integraciones verticales en el negocio portuario, además de la reconfiguración de las rutas comerciales. Este nuevo escenario incrementará los desafíos para los puertos, pues deberán enfrentarse a un mercado maduro, más exigente y competitivo, de lento crecimiento y con potenciales cambios hacia el futuro.

Colombia no ha sido ajena a los impactos e incertidumbres de la economía global, que exigen –hoy más que nunca– una estructura del Estado moderna, ágil e innovadora, que con normas claras y visión de futuro permitan trabajar con los empresarios para dar respuesta conjunta a las nuevas dinámicas del comercio exterior.

Entre tanto, Cartagena continúa consolidándose como plataforma logística para el crecimiento del comercio colombiano y centro de conexión internacional en el Caribe; desafiando incluso las previsiones de los expertos que hace 23 años fueron consultados para construir este gran sueño. Con el esfuerzo de accionistas, trabajadores y comunidad se encontró la fórmula para aprovechar esa gran época y posicionar a Cartagena como uno de los puertos más importantes del Caribe, un reconocimiento que se ha mantenido a través de los años.

Hoy nos encontramos frente a un nuevo y complejo escenario con dos posibilidades: mantener los resultados obtenidos mientras se espera la reactivación del mercado o buscar nuevas opciones para trascender. El entorno nos ofrece la nueva oportunidad de enfocar los puertos con una visión prospectiva y positiva, en la que la innovación será la clave del crecimiento futuro.

Por ello es necesario orientarse hacia las nuevas tecnologías, diversificar los negocios y procesos, reforzar destrezas y habilidades con la intención de prestar servicios aún más eficientes, alineados con las exigencias del mercado.